Cómo enseñar a tu hijo disciplina con amor

Imagen Post educar con disciplina

Cómo enseñar a tu hijo disciplina con amor

Uno de los objetivos de esta enseñanza es el autocontrol, es decir, ayudar a que tu hijo conozca y aprenda a conocer sus límites. Por eso educar con disciplina, pero sabiendo basarla en el amor es de suma importancia.

Un niño de 4 ó 5 años, que conoce sus propios límites, es un niño seguro. Sabe que puede controlarse y esto lo llena de orgullo. Un niño «malcriado» no conoce sus límites y es probable que su mala conducta y rabietas permanentes sean una búsqueda desesperada de que alguien le diga, «¡No! ¡Basta!». Un niño al que no se le enseña cómo comportarse, siente que no le quieren.
¿Cómo puedes, como padre, dar esta enseñanza? Diciéndole al niño, a través de palabras y acciones, «Cada vez que hagas esto, debo detenerte, hasta que seas capaz de detenerte tú solo.»

Cómo educar con disciplina y establecer límites 

No es fácil para los padres afrontar el como educar con disciplina. Para los padres que trabajan fuera de casa es difícil establecer límites cuando han estado ausentes todo el día. Por otra parte, muchos padres que no trabajan fuera de casa sienten que deben «hablar» en lugar de establecer y mantener límites estrictos.

Es probable que ellos también quieran evitar la confrontación que surge cuando se establecen límites. La disciplina resulta especialmente difícil cuando los padres están estresados. Cuando uno se siente fuera de control, toma conciencia de la rabia que siente hacia el niño y eso es algo aterrador. ¿Cómo se inculca la disciplina cuando se enfrentan tales desafíos? Aquí entregamos algunas pautas.

  • Mantén la calma, pero sé firme. Si es posible, sé coherente. De lo contrario, no insistas.
  • Es conveniente decidir con antelación cuáles son los puntos que podrás aceptar y cuáles no. 
  • Cuando un niño pierde el control y es necesario reprenderlo, déjale un momento para «pensar», una breve pausa sin otras distracciones, juguetes ni recompensas.
  • Por último, compensa lo negativo con algo real y positivo. Por ejemplo, «Me siento tan bien de haber solucionado ese problema, porque podemos estar unidos otra vez. Detesto estar molesta contigo.»
  • Sobre todo, recuerda que para un niño, tus acciones son el ejemplo de cómo controlarse. Es una gran responsabilidad.

(Consejos del Dr. T.Berry Brazelton)

Como siempre, esperamos que nuestro post te haya sido de ayuda a la hora de establecer límites y educar con disciplina y amor. Si te ha quedado alguna duda o quieres comentarnos algo, no dudes en hacérnoslo llegar y te contestaremos encantados.

No Comments

Post A Comment